Las tres antenas en solitario

Abel Prades | L’Abeller

El sábado 26 de mayor el grupo había quedado a las 07:30 horas para enfrentarse a la ruta programada, ni más ni menos, las tres antenas (La Peña, Bartolo y Oropesa).

Consciente de mi inferioridad física, cosas de la edad, decidí salir a las 07:15 horas desde L’Abeller y evitar las esperas subiendo la primera de las antenas. El día invitaba a pedalear, el cielo un poco cubierto y buena temperatura. Y poco a poco y sin apenas darme cuenta me encontré en el final de Codina y continuando hacía la primera de las antenas.

La Peña

Al llegar, me quede un poco extrañado de no tener notícias del grupo. Esperaba que me hubieran alcanzado. El hecho también me indicaba que iba bien con respecto a ellos, así que me animé y continué la ruta hacía La Pobla.

En la bajada oí ruido por atrás y me dijé que ya habían llegado. Sí, pero solo Ismael que se había adelantado para almorzar en La Pobla, ya que no había cogido nada para comer. Hablamos y él se adelantó, tomándomelo yo con más tranquilidad, ya que las bajadas no son mi fuerte.

En La Pobla, paré en la Herminia a hablar con Ismael y le dije que yo seguía hacía el Bartolo, que ya me alcanzarían. Me fuí a la fuente, comí y cogí agua y continué.

Yo tenía pensado hacer dos de las tres antenas. Así que, haciendo la subida del Coll de la Mola, ya solo me quedaría la subida final al Bartolo. A mi ritmo y sin pasarme, poco a poco, coroné el Bartolo.

El Bartolo

Desde el Bartolo, no divisaba la cercanía del grupo y eso que se ve casi toda la recta final. Esto me animó, junto con la buena temperatura a plantearme que podía hacer la tercera también. Además iba bien de tiempo.

El grupo continuaba sin aparecer, así que decidí continuar hacía la antena de Oropesa. Bajé por la Font de Roc, y pronto llegué a la carretera y a la Font de Miravet, donde paré a comer y refrescarme.

Empezaba la última subida, la aproximación por el Barranc del Negre y la subida al Jovellús. El grupo sin señales de vida. A mi solo me quedaba el último tramo hasta la antena. La pista, muy rota, y el cansancio que ya empezaba a notar, hicieron más duro este último tramo, pero no tardé en coronar.

La Serra de Oropesa. Objetivo cumplido

Del grupo seguia sin saber. Me había quedado sin comida y tenía que regresar al Abeller. Me planteé parar en Benicassim a comer algo. Así que cogí la bici y para abajo, al Nou Café, donde me atendieronn con la amabilidad de siempre. Esperando el bocadillo me llamó Jose Luis, que iba con el grupo. ¿Dónde estás? En Benicassim. Nosotros también, en la estación, vente. No puedo ya he pedido un bocadillo y pienso regresar a casa siguiendo la autopista.

Parece ser que en La Pobla se habían encontrado con Antonio y se retrasaron. Después fueron por la Font del Perelló y se les ha hizo muy duro. Así que al llegar al Jovellús se bajaron para Benicassim.

Yo repuse fuerzas con el bocadillo, un par de cervezas y el carajillo y chino-chano para el Abeller, un poco mosqueado de no haber ido con el grupo, pero también muy contento de haber completado una ruta, difícil para mi, y que en principio no pensaba realizar en su totalidad.

Nada más, ¡Salud, pedal y… carajillos a raudal!

>> Track
>> Relive
>> Fotos

Anuncios

Ya no nos acordábamos de las “carlistas”…

Abel Prades | L’Abeller

Sábado 19 de mayo, yo ya estoy en el Abeller y he quedado con los carajilleros en el Sanatorio. El grupo está bastante mermado, ya que una parte de ellos se encuentra en el País Vasco en “Pedales del Bidasoa”. Aún así nos juntamos Carlos, Rodrigo, Pablo, Toni (compañero de Álvaro), Emilio, Pepe y yo.

La ruta de hoy no está claramente definida y Carlos nos propone hacer una senda nueva que baja al Pinaret. Aceptamos. Nos comunica que primero hay que subir al depósito del Tossal Gros. Bueno, acabamos de salir y no nos importa. Pepe decide ir a buscar a Jose de Lamo que nos espera en la cantera.

img_20180519_091120-collage

Cuando llegamos arriba, comienza el “trecking” . Bajada con la bici a cuestas por un tramo bastante complicado. Esto me huele a “Carlista”. Después la senda se vuelve ciclable y disfrutamos. Salimos al Pinaret y bajamos hacía la cantera a buscar a los compañeros.

No encontramos a nadie. Parece ser que han iniciado la marcha hacía La Pobla donde hemos quedado en almorzar.

Volvemos a subir la cantera, que acabamos de bajar, y continuamos por las sendas del golf, que ahora ya no son tan sendas, ya que ha pasado una máquina y ha ampliado algunas zonas.

Nueva propuesta de Carlos. Subir por la senda del Tossal Roig que se hace en la Mil quinientos. Yo no la he subido nunca pero me han dicho que está muy rota y hay que caminar. En efecto, no me han engañado. Me toca patear más que menos. Hacemos una variante en su  parte final, que goza de unas vistas espectaculares. La bajada, la mayoría no la disfrutamos, ya que tiene mucha pendiente y está bastante rota. Nos toca bajarnos en varios tramos. Se confirma la “Carlista”.

img_20180519_105626-collage

Se nos ha hecho tarde y decidimos irnos a almorzar a La Pobla por el Camino del Barranco de La Mola. Carlos, continúa su ruta y se va a hacer el Assut Alto mientras nosotros almorzamos.

Almuerzo en La Herminia, junto con Pepe, José y Quique, que nos están esperando. Le comunicamos a Nuria no hemos aparcado en su patio y firmamos las paces, tras el último “altercado”.

Después del almuerzo, Carlos aparece de nuevo con la intención de regresar por el Coll de La Mola. Se ha venido arriba. Decidimos regresar por el camino del Barranc de La Mola y la senda del Coll de Serret. Él sigue su ruta.

Sin más contratiempos regresamos a casa. La mayoría a Castellón, excepto Quique y yo que lo hacemos al Abeller.

Nada más, ¡Salud, pedal y … carajillos a raudal!

Carlista (voz carajillera) adj. Desde el afecto, ruta propuesta por Carlos que se caracteriza por su dureza y pateo.

>> Track
>> Relive
>> Fotos

La Fiesta del 10º Aniversario

Abel Prades | L’Abeller

Con motivo del décimo aniversario de la publicación del primer post de CarajilloMtb pensé que era una fecha señalada y que no debíamos dejarla pasar intrascendentemente. Así que, lance la idea, comenzando por el calendario y lo comente en algún almuerzo. Al final, en uno de estos, concretamos la celebración quedando Miguel encargardo de la convocatòria, Antonio de reservar la comida y yo de diseñar una ruta. Al final a Antonio le falló “Casa Vicente” y fué José Luis en última instancia quien nos reservó en “Al quinto pino” en El Pinar del Golf.

Creí interesante añadir a la ruta, que debido a la comida se desarrollaría por el Desierto, la senda paralela a la carretera de Oropesa a Cabanes que se hizo en subida en la Mediterranean. Así sería como una presentación de la senda para los carajilleros. Sin embargo, algunos se adelantaron y la hicieron con anterioridad.

Con estos hechos, llego el día de la cita y en El Corte Inglés nos reunimos un nutrido grupo de carajilleros, con algún que otro histórico, como Murillo y su emblemática Merida.

Foto de rigor, antes de la partida…

Para abrir boca hicimos las sendas de la Magdalena y continuamos por La Parreta, con algunas variantes que conocía Carlos, para regresar a la autopista y continuar hasta la pista del Desierto, donde comenzaba la ascensión del día. Rodrigo y Pepe evitaron la pista y se fueron por carretera. Más tarde nos encontrariamos.

El grupo estirado en la subida

La subida se hizo bastante dura. Además la hicimos por la parte del Monasterio, añadiéndole dureza en su parte final. Una vez arriba paramos a comer algo, ya que no estaba programado el almuerzo.

Almuerzo improvisado en el Monasterio

Primeros problemas, Dani rompió el núcleo y José abandonó tras la subida. Los dos poco a poco se fueron hacía el restaurante.

El resto subimos por la Ermita de Monserrat hasta el Pla de Muletes para bajar a continuación por la Font de Roc. En la senda de la fuente más incidencias, con caidas sin consecuencias para José Luis y Dave.

Murillo sonriente y el resto preparándose para la foto

Ya en el Camino de la Font Tallà rápido descenso hasta la carretera de Cabanes y a buscar la senda objetivo.

La senda muy larga y fácil fué del agrado de todos los carajilleros.

Ya cerca de Oropesa el grupo se partió y los rezagados tiraron por lo recto: Oropesa – Via Verde – El Pinar. El grupo delantero seguimos la autopista hasta el final del camino y cruzamos por el barranco con la intención de subir a las antenas y hacer la trialera-senda de bajada hasta el tunel. Como se nos hacía tarde, no subimos a las antenas y acortamos por un camino haciendo solo en tramo final de la senda.

A partir de aquí, bajada a la Renegà y continuación por el carril bici hasta la hípica donde giramos en busca del carril bici de la playa y llegar al Pinar.

Al final fuimos los últimos, todos estaban esperandonos, los que habían acortado la ruta y los que habían acudido solo a la comida como Quique, Ismael y Daniela.

Foto de la mesa en la celebración

Disfrutamos de la comida y sobre todo de la compañía.

Foto de despedida con las míticas Scott y Mérida. El tiempo no pasa por ellas… ni por la “Rush”

Al final de todo lo importante es el grupo que nos hace crecer, como “mountainbikeros” y sobretodo como personas. Diez años compartiendo los almuerzos de los sábados y las vivencias. Diez años recordando a los que ya no vienen y recibiendo a los nuevos carajilleros. Diez años viviendo y disfrutando encima de la bicicleta.

Nada más, ¡Salud, pedal y … carajillos a raudal!

>> Track
>> Fotos

Una clásica: Castellón – Benlloch

Abel Prades | Castellón

El sábado, 5 de mayo, tocaba la clásica de Benlloch.

En el punto de salida nos reunimos un grupo de carajilleros, dispuestos a acometerla. Rodrigo, Pepe y Faustino han salido con la “flaca” y acudiran a almorzar.

Tomamos el carril bici y a la llegada a Borriol, decidimos subir por el Assut y la nueva senda del Coll de Serret. También disfrutona de subida, aunque tienes que subir alguna rampa a pie.

Después hasta La Pobla pasando por el “rampón” de la Talaia y el último tramo del Camí Vell del Desert.

Algunas fotos en el “rampón”

En pleno esfuerzo

El resto de fotos en el enlace de final de crónica

Por el lado de la autopista continuamos hasta Cabanes y la gasolinera de Benlloch, donde nos metimos dentro del Barranco y lo fuímos siguiendo hasta llegar al pueblo.

El Perito nos esperaba y allí nos dirigimos a recoger la recompensa de tan largo trayecto. Los “carreteros” todavía no habían llegado, les reservamos sitio, y comenzamos a almorzar. Enseguida aparecieron y pronto recuperaron el tiempo perdido.

El regreso lo hicimos por la Vía Augusta hasta La Pobla, donde cogimos el carril bici y directos a Castellón.

La ruta fué larga y la crónica corta, que se le va hacer.

Ya sabeís ¡Salud, pedal y… carajillos a raudal!

>> Track
>> Fotos
>> El relive

¡Sorpresa!… El infierno

Abel Prades | Castellón

08:30 horas del sábado 28 de abril, en El Corte Inglés, dispuestos a acometer la ruta sabatina, un buen grupo de carajilleros. A saber: Carlos, Dave, Pepe, Toni, Álvaro, Rodrigo, Miguel, Ismael, Ádamo, David y yo.

Comenzamos la ruta por el carril bici, dirección a Masía Gaetà. En el puente azul se nos unen Faustino y Mario. Continuamos por las sendas de Gaetà y tomamos la bifurcación que conduce hacía la urbanización La Lloma-Mallols y su posterior subida. Pocos la suben y el resto pateamos.

Continuamos por la trialera del Quarto de Baix para salir a la zona de escalada de La Cucala siguiendo hacía la pista de les Mallades, subiendo por ella, hasta el Corral de l’Estanquer, donde tomamos la senda de bajada.

Continuamos por el Camino dels Perxets, hasta Moró, donde almorzamos en el Bar El Raconet.

La ruta, sin ser una clásica, si que es bastante divertida y de disfrute general.

Almuerzo callejero, para evitar los humos…

Después del almuerzo, viene la parte dura, con sorpresa incluida. Estaba programada la subida a Sant Miquel, bajando por la Punxosa, pero al llegar al Pla del Lluch, la cabeza del grupo se desvía para ir por la pista de la mina. Faustino y yo, en la cola del pelotón, comenzamos a conspirar para subir por la pista del Barranco del Molí Roig, conocida en Moró como “L’Infern”. Al final no les damos opción. La subida, dura, hace que el grupo se desgrane en pequeños grupos o parejas. Ádamo, abandona, al principio de la subida, como ya lo habían hecho Pepe y Toni, después del almuerzo y Carlos, como siempre antes del mismo. Me entra cierto sentimiento de culpabilidad al ser uno de los promotores de este cambio de programación.

Poco a poco, (menos Ismael y Álvaro, el eléctrico, que se pican con una pareja de jovenzuelos) vamos coronando la ascensión, con caras de cansancio y satisfacción.

IMG_20180428_124111_477.jpg

Comentando la subida

IMG_20180428_124111_477.jpg

Rodrigo empezando a respirar

IMG_20180428_124111_477.jpg

David, ha visto al fotógrafo y, marca pose

Para guinda de la ruta queda la bajada por la “Punxosa” que para hacerla más divertida decidimos comenzarla por el Pou del Portugués. El tramo anterior al “terraplén” sigue en bastante mal estado.

Al final, bonita ruta, con un poco de todo, hasta con sorpresa.

Nada más.

¡¡¡Salud, pedal y … carajillos a raudal!!!

>> Track
>> Fotos

Viva “La Pepa”

Abel Prades | Castellón

A propuesta de Ismael, este pasado sábado, 21 de abril, teniamos programada la ruta denominada “La Pepa” por tierras de L’Alcora.

La participación fué masiva, con trece carajilleros (Emilio, Pablo, Jose Luis, Miguel, Rodrigo, Mario, Dave, Dani, Antonio, Toni, Ismael, Paco y yo) más cuatro compañeros (Carlos, Héctor, Cristian y Jordi) que me habían consultado si podían unirse a nosotros, ya que les apetecía mucho hacerla. Total diecisiete.

La ruta espectacular. Ya nos había adelantado Ismael que básicamente eran sendas bastante accesibles en casi toda su totalidad y así es.  Agradecer desde aquí al usuario Lloma de Wikiloc, de quién nos descargamos, el track de la ruta.

La ruta no deja de sorprendernos. Sobre todo a los que ya habíamos pedaleado por la zona y que una tras otra nos va descubriendo preciosas sendas desconocidas para nosotros.

El almuerzo, en Araya, tras llegar por una senda que nos conduce primero al Mas del Rotgle y a continuación por pista a la bonita aldea dependiente de L’Alcora.

Panorámica del numeroso grupo en Araya

Solo hay fotos del bar, ya que es el único sitio donde me dan un poco de respiro para estas labores de fotógrafo. Durante la ruta ya me esperan bastante. Solo faltaría que los hiciera esperar por las fotos.

Espectacular y muy recomendable ruta, que no pensamos olvidar en nuestras próximas programaciones.

Nada más.

¡¡¡Salud, pedal y … carajillos a raudal!!!

>> Track
>> Fotos

Como niños

Abel Prades | Castellón

Como niños obedientes estábamos el sábado 14 de abril a las 08:30 horas frente a El Corte Inglés, David Agost, Carlos, Miguel, Álvaro, Toni, Rodrigo, Paco Alemany, Antonio, Juanjo, Dave y yo, puntuales para comenzar la ruta.

Como niños, anhelando seguir la ruta que nos marcaba el calendario que, por fin, ya tenemos.

Así que, siguiendo lo marcado en el mismo, nos fuimos hacía la Magdalena y comenzamos a subir por la nueva senda de Toritos, que nos enseño Carlos. En particular creo que la subida ha ganado mucho.

Poco a poco, fuímos ascendiendo y llegamos a la carretera del Desierto. El primer grupo no estaba esperando. Nosotros continuamos por carretera hasta los basureros y continuamos por la urbanización hasta El Coll de la Mola.

Panorámica de la ascensión al Coll de La Mola

En pleno esfuerzo

Al llegar arriba, nos esperaba Pepe, pero ni rastro, de los avanzados. Como Pepe llevaba un buen rato esperando, supusimos que todavía no habían pasado y esperamos (aunque no se lo mereciesen). Al rato divisamos sus siluetas por el fondo de la pista. Juanjo se los había llevado por el Mas de Chiva y claro, los adelantamos.

Esperando a los “primeros”

Ya estamos todos. ¿Que le pasará ahora a Juanjo?

Carlos nos abandonó y se fué hacia el Bartolo. El resto directos a La Pobla.

Dejamos las bicis, como siempre, en el entrador de Casa Herminia y nos comunicaron que estaba lleno. Decidimos ir al bar del lado, “La Lluna”, donde almorzamos y le cantamos en cumpleaños feliz a David Agost, claro está que tras la invitación correspondiente. Somos unos vendidos.

El almuerzo

Juanjo se quedo a almorzar en La Herminia y apareció a la hora del carajillo.

Al salir, no sé si “aleccionada” por Juanjo, nos esperaba Nuria de La Herminia, que nos peqó un rapapolvo por dejar las bicis allí y irnos a la competencia. Supongo que la cosa iba de guasa, porque si iba en serio, deplorable. !Como niños¡

El regreso por el Barranco de la Mola, la nueva senda, y para terminar La Choquera (Leprosos).

Como niños disfrutamos de la salida en bici y de la compañía carajillera.

Nada más ¡Salud, pedal y… carajillos a raudal! para los niños zarzaparrilla.

>> Track
>> Fotos


octubre 2018
L M X J V S D
« Jun    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 40 seguidores

Blog Stats

  • 87.298 Hits
Anuncios