Posts Tagged 'Vilafamés'

El sendero de la Luna Llena

Abel Prades | Castellón

Día: Sábado, 8 de junio.

Ruta: Salida desde Castellón dirección Moró por el Camí dels Perxets. Rodeando Moró nos dirigimos hacia el Camí del Mas d’Avall pasando por el Casino y cruzando el barranco hasta el Pla de Lluch. Tras un tramo de carretera cogemos el Camino del Mas d’Avall continuando hasta el Mas de Polinari, bajando desde aquí a buscar el GR que seguiremos hasta que llegamos de nuevo a la carretera. La cruzamos y seguimos el GR, en subida, hasta desviarnos por una senda que nos lleva hacia la nueva cantera, donde cogemos el camino para desviarnos a la derecha y seguir hasta el empedrado de Villafamés. La vuelta la hacemos por carretera y carril bici. El tiempo no da para más.

>>Track

Somos de la partida:  Dani, Julián, Miguel, Pepe, Antonio, Miguel Sales, Carlos, José Luis, Quique, Faustino, Rodrigo y yo.

El Sendero de la Luna Llena, así es como también se conoce al GR-33 de Castellón a Peñagolosa, y nuestro grupo, todos los años, programamos una salida para hacer un pequeño tramo, el que va del Mas de Polinari a la carretera.

En la salida gran recibimiento a Antonio, que tras unos meses de inactividad por causa mayor, se reincorpora al grupo.

Nada más cruzar el puente azul Pepe y Antonio, que no está todavía al cien por cien, nos dejan para hacer la ruta más llevadera. ¡En el Mesón Sant Miquel nos encontraremos!

Por la zona de Moró nos vamos lo más directo posible hacia el camino del Mas d’Avall. No hay que perder tiempo que hay sorpresa.

Finalizada la subida al Mas de Polinari, me adelanto con Julián y grabamos un video a los supervivientes. José Luis nos hace un numerito de equilibrio.

Una vez en la carretera comienza la sorpresa, Carlos nos llevará a la cantera por un camino que se coge al cruzar la carretera. En principio el camino es el GR que baja desde el Mas del Panero, pero luego nos desviamos por una senda, con algún tramo en subida con la bici a cuestas bastante complicado, más que el Azud, pero corto. De todas formas vale la pena. La senda que viene a continuación, aunque bastante cerrada, es muy bonita y divertida, toda llaneando excepto una pequeña bajada.

Una vez en la cantera nueva nos vamos a buscar el camino empedrado de Villafamés, que a más de uno le pasa cuentas. Además los primeros, por su mala cabeza, nos obsequian con la subida por asfalto hasta la plaza.

De aquí, el que más el que menos, como un rayo hasta el mesón. Carlos no requiere de almuerzo para continuar y sigue la ruta. Antonio y Pepe también acaban de llegar. Almuerzo dicharachero y la gente que tiene prisa. Antonio, Pepe y José Luis se toman el carajillo en la barra y salen disparados.

El resto, excepto Quique, que regresa a L’Abeller por Moró, nos lo tomamos con más calma, firmando un pacto de no agresión y bajar por carretera, que ya sabemos los que suele pasar cuando iniciamos la bajada tarde y por carril bici…

Sin apercibirnos, dejamos a Faustino en Borriol, y ya estamos en Castellón. Todavía no son las dos.

Excelente y completa ruta para repetir. La nueva senda la hace atractiva, aunque luego bajemos por carretera.

¡Salud, pedal y carajillos para todos!

Un día tranquilo

El sábado pasado, día de San José, nos juntamos siete carajilleros, Antonio, Paco, Mario, Juanjo, Rodrigo, Toni y yo (Abel) para cumplimentar el “sacrosanto” deber de la ruta en bici y almuerzo carajillero.

A las 8:30 h. estábamos en la rotonda del Sanatorio prestos para partir. Esperamos cinco minutos para ver si aparecía alguíen más, pero no fué así. La ruta no estaba decidida y Toni apuntó la posibilidad de ir hacía La Barona y eso hicimos. Cogimos la senda del rio de Borriol y aquí apareció el primer contratiempo, al intentar subir el repechón de debajo del puente de la autopista, Paco se cayó y apoyó mal la mano. Llegados al puente que han reconstruido paramos un poco para que refrescara la mano, ya que aunque podía mover el dedo, tenía dolor. Decidió continuar y tomamos la dirección de “l’assut”.
Superado este y llegados a la intersección, Paco decidió volverse por el asfalto, ya que el dolor no menguaba y tenía problemas para cambiar de piñón. Además, sólo además, quería ir a que se lo viera el médico. No quiso que le acompañaramos y allí nos depedimos.

El resto del grupo nos dirigimos hacía La Pobla. Mirad como apretaron los dientes en la “rampa”.


Mario, me sugirió que le enseñase la senda que baja desde “El Collet”. A mi no me hizo mucha gracia, ya que la última vez que pase por ella salí volando. De todas formas, allí que nos fuímos, y la bajé perfectamente. El cambio de bici va dando sus frutos.

Decidimos parar a almorzar a Villafamés, ya que habíamos perdido un poco de tiempo y no era cosa de llegar muy tarde. Como siempre almorzamos en el Mesón Sant Miquel. Espectacular las cazuelas que nos estaban esperando.


Después del reglamentario carajillo, subimos por el “Cudol Roig” a buscar la senda empedrada, bajamos la senda y continuamos hacia la  carretera.



A partir de aquí carretera y manta, que se hacía tarde.

Mario pinchó y todos nos ofrecimos “rápidamente” para hincharle la rueda.

En el Abeller nos encontramos con Paco, había estado en el médico y sólo era una distensión. ¡A recuperarse pronto!

>>+Fotos
>>Track

Nevada en la Serra (8 y 9 de enero)

08/01/2010

Después de la experiencia vivida en el anterior desafio extremo, decidí repetir pero intentando no cometer los mismos errores (prohibido mezclar nieve con salida nocturna!). Por eso esta vez salí a las 16:00h. La nevada parecía haber caido principalmente en la cara de las montañas orientada al mar, y en la cara de San Miquel no se veía mucha nieve, aunque si que parecía que había más que en la nevada de diciembre pasado.

Subiendo Sant Miquel había mucho barro de todos los tipos: del que parece pegamento, del líquido y del que patina. Pero al llegar al Pou de Mollet se confirmó que había caido bastante más nieve.

Había mucha nieve, pero se podía rodar siguiendo las pisadas de los coches. Para no acabar de nuevo haciendo una nocturna, decidí tirar hacía la Font de Sant Martí y así seguramente vería mucha nieve, pues está en la otra cara de la Serra, en la que parecía haber caido más nieve. Y tanto que había caido más nieve.

Estaba disfrutando como un enano. Además el camino estaba virgen y yo era el primero que pisaba por esa nieve.

Pero lo que estaba siendo un paseo controlado por la nieve se descontroló y se transformó en otro desafío extremo. Debido a la cantidad de nieve, que en algunos sitios me llegaba por la rodilla,  no podía avanzar montado en bici y tenía que ir empujando la bici. Aún me quedaba tiempo para que el sol se pusiera, pero por si acaso hice algún tramo corriendo como podía empujando la bici. Y para terminar, la cagué del todo al decidir bajar por la carretera de la Pedra. Había mucho hielo y a las primeras de cambio me dí un leñazo. Así que me bajé casi toda la carretera andando y se me hizo de noche. Menos mal que me había cogido los focos por si las moscas….

Cuando por fin llegué al carril bici, tenia un bloque de nieve detrás del desviador de platos y se había congelado y no podía cambiar, así que me toco pedalear con plato pequeño hasta Borriol. Y ya en Borriol y debido al frio que empezaba a tener en los pies, llamé a Mario y menos mal que me recogió.

 

09/01/2010

El sábado, a las 09:30 quedé con otros cuatro valientes (Mario, Guinot, Abel y Pepe, menudo campeón está hecho Pepe!). Subimos por San Miguel, haciendo una visita a la Font de Sant Martí, y almorzamos en el mesón San Miguel de Vilafamés. Como hizo mucho frio por la noche, había más hielo que el día anterior, pero también había menos barro subiendo San Miguel. A continuación las fotos:

Desafío extremo

La historia de hoy, es la historia de dos aventureros anónimos, de los que no aparecen en las noticias, aunque apunto estuvieron de hacerlo :-P. Un semifuncionario y un autónomo, que soñaban con rodar con sus bicicletas por nieve recién caída, dejar huella entre esos cristales de hielo con formas geométricas, que juntos crean ese manto blanco que cubre las montañas de más al norte.

Con ese sueño latente, llegó la ola de frío Siberiana de todos los años, aunque como dice el meteorólogo de la sexta: “Este frío en Siberia, sería calor”. Bueno, como iba contado, llego el martes,  y aprovechando la nevada de la noche anterior y las bajas temperaturas del día, montaron la expedición para la búsqueda del preciado momento.

Quedan a mitad la tarde, el día es frío, hace mucho viento y esta llovizneando, pero nuestros aventureros no ven un freno en estas condiciones adversas, más épica será la expedición, así que bien equipados comienzan el ascenso hasta las antenas de Vilafames. Por el camino ya encuentran nieve y coronan al anochecer. Se les hace de noche y comienzan el descenso con los focos, viento, nieve cayendo y mucho, mucho frío. Según sus declaraciones: “Aquello era un infierno, apenas se veían las antenas, los dedos eran hielos….”. Por suerte no sufrieron percances y no salieron en la TV. 🙂

Menos mal que aún quedan hombres entre los carajilleros.

Dando vueltas por Moró-Vilafamés

Hoy nos hemos juntado cinco personas (¿?) para pedalear por esas montañas, los dos David, Jose Miguel, Juanjo y Santi, puntuales y preparados a las 8’00 en Gaetà.

Hemos decidido dar unas vueltas por el termino de Moró, en principio pensábamos ir hasta La Barona y pegarnos un homenaje en Julian, pero todo se ha ido al traste cuando ha empezado a pegar fuerte el calor y Juanjo ha amenazado con comerse a David si no le dábamos algo de alimento, asi que hemos variado la ruta y nos hemos acercado a Vilafamés.

Empezamos subiendo por el carril bici hasta Gaeta, que es donde habíamos quedado con Jose Miguel, pero al llegar alli nos ha llamado diciendo que siguiésemos hasta la entrada a la urbanización Los Pinos porque se había retrasado un poco, al final hemos subido por carril bici hasta alli y lo hemos recogido.

Hemos tomado el camino de Los Pinos y ahí ha llegado la primera subida, como siempre la hemos hecho a ritmo “de amigos”, es decir, casi sin aliento y a punto de echar la papilla, los dos David por delante, Jose Miguel, Santi y al final un Juanjo que ha pagado durante el resto de la ruta el ritmo con el que hemos afrontado el primer repecho (hay que decir que Juanjo hacía mas de tres meses que no cogía la bici). Aqui es donde nos hemos encontrado un grupo un tanto peculiar, con un chavalín que ha mantenido un pique con Jose Miguel y ha estado a punto de matarse ;).

Despues de esto hemos bajado hacia Moró por la trialera del parany con David en cabeza, como siempre. En esta trialera hemos tenido un pequeño “conflicto” con dos motoristas de enduro; se ve que les ha dado rabia que bajemos por delante de ellos entorpeciendo su marcha, por una senda por la que tienen prohibido circular, y al adelantarnos lo han hecho derrapando y tirándonos toda la tierra y piedras que han podido, desde aquí les deseo una larga y cara avería de sus motos para que dejen de molestar por la montaña.

En Moró hemos pasado unos instantes de tensión al pasar por la puerta del Bou pero se ha vencido a la tentación y hemos seguido adelante, a partir de este momento se me hace un poco confusa la ruta, pero básicamente hemos salido dirección Vilafames por el Mas del Moro, aquí ha llegado la segunda subida del dia que nos hemos tomado con mas calma, aquí si que hemos subido hablando y bromeando hasta coronar en una masía en la que hemos esperado a Juanjo y hemos llegado a la conclusión de que el bloqueo de las horquillas no sirve para nada pero sirve para mucho (como siempre cada uno con su opinión).

Con mas hambre que menos hemos empezado una bajada larga, fácil y divertida hasta la carretera de Costur y de ahí a Vilafamés donde nos esperaba el avituallamiento en el Mesón Sant Miquel, aquí es donde hemos tenido que tomar la peor decisión del día ¿bocata entero o medio bocata? lógicamente…¡¡¡¡bocata entero y de panceta!!!! regado con una cervecita con limon y para terminar un carajillo…y un repito del que se han rajado David Sanchis y Juanjo.

Al salir del mesón pufff mucho calor, hemos decidido llegar por carretera hasta La Pobla, tomar la Vía Augusta y de ahí por el carril bici hasta Castellón ya que había gente que debía estar prontito en casa.

Al final 63km y otro buen rato con amigos.

Mas fotos aquí


julio 2017
L M X J V S D
« Nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 39 seguidores

Blog Stats

  • 81,702 Hits