Archivo para 25 enero 2010

El día que subimos Leprosos

Este sábado nos juntamos un nutrido grupo de bikers para disfrutar de una buena mañana de mountain bike. Quedamos a las 8:15h en Ciclos Domingo, menudo madrugón… Las previsiones daban lluvia, pero tentando la suerte allí nos dimos cita once valientes.

Llego algo antes de las 8:10 al punto de encuentro y veo que acaban de llegar tres, Jesús, David (Dalton80, representante de G.C. Nenazas) y un par de los que no recuerdo el nombre (sorry). Al poco rato llegan Vitargo, Pedro y David. Después los fanfas, Miguel y Juanito, que después de la ruta de Espadán de la semana anterior todavía nos habla 🙂 Esperamos un poco y a llega Dandy, al final si que vino 🙂 Grupo numeroso.


Nos dirigimos hacía Leprosos para subir. Esta bien para coger técnica en las subidas, apretando los dientes se puede hacer en gran parte, pero con zonas de pateo. Nos encontramos con varios árboles caídos tumbados por los fuertes vientos de los últimos días.

Nos reagrupamos al final de la subida y hacemos una senda rápida y divertida, sin complicaciones para ir a la cantera. Subimos un poco y hacemos el Open hasta la mitad y conectamos con la senda del Vora Golf. Y vamos entre la urbanización para ir a buscar la 1500, la hacemos con la variación de la Marxa de Borriol. Muy divertida, con algún tramo algo más técnico al final, pero todos lo hacemos sin problemas.

El cuenta marca cerca de 20km, hay gente del grupo que ya se impacienta preguntando por el almuerzo, así que hacía allí nos dirigimos. Aquí, yo continuo la marcha y el resto se queda a almorzar en Borriol. Yo decido subir muebles Pitarch, y bajada por la senda dels Gossos, pista y otro tramo de senda, algo más roto que la última vez.



Bajo hasta los Burros, donde hago la pista del tobogán, para ir a buscar la subida que ha hacía Moro, menudas cuestas que tiene, cuando acaba la primera subida, me encuentro a Habibi que hacía mucho tiempo que no veía y hablamos un rato. Continuo la subida, después pista, senda de los cazadores, la senda del Rte Penyagolosa, y carril bici para casa. A la altura del sanatorio me encuentro con José Miguel y Dandy, que después del almuerzo se volvían para casa, junto a los fanfas.


La otra parte del grupo se fue a subir la Font de Codina, por lo que se, a un ritmo vivo, para ir a buscar la Puntxosa, subir la Cantera y volver a bajar por Leprosos (su dirección correcta 🙂 )

De Artana al Cielo (o al infierno)

Este sábado nos reunimos un grupo de valientes para realizar la ruta por Espadán que había ido a reconocer hace un par de semanas. Aparte del grupo abominable, el resto de carajilleros encontró una excusa para no venir. Los fanfas estuvieron representados por Juanito, y también nos acompañaron, Turbo y Miguel, están a otro nivel, y David & David. Creo que vamos a tener que prohibir más Davids en este deporte 😛

Como dice el titulo, fuimos de Artana al Cielo, la senda, o puede que al infierno, por las subidas que había hasta llegar a él.

A las 9:00h estamos todos preparados y salimos de Artana dirección Eslida. Hace algo más de frío de lo que esperaba, pero pronto entramos en calor tirando del grupo Turbo y Miguel. Enseguida llegamos a Eslida, antes de Bajar la romana, pincha Juanito. Cambio de cámara y seguimos para subir las piscinas.


Comienza la subida, y todos a subir a toda mecha, yo tranquilo a mi ritmo, que queda mucha ruta, Turbo sube hasta donde debemos llegar y baja para ver como va el último. Comenzamos la bajada, y uno de los Davids (Calvo) se va un por de veces al suelo. El resto sin problemas p’abajado, algún tramo complicado, pero en general se hace bien.

Tramo de carretera y enlazamos con Cocons, la subida de nuevo se desantan las hostilidades. Juanito va sufriendo pero a su ritmo llega sin problemas. Turbo llega el primero y se baja a ver como va subiendo el último. Reagrupamiento y paramos a comer algo. Bajada por pista, después por senda, esta vez bajo más tramos complicados que el día del reconocimiento, encontramos árboles caídos, rocas mojadas, senda cerrada… entretenida, en esta Calvo también se compra un parcelita.

Bajada en pista rápida, varios árboles caídos, los sorteamos y hacía el Monti. Hacemos la primera variación de la ruta, no vamos por el rampón, vamos por la pista normal, reagrupamiento en la fuente y hacía los Pepes. Bajada rápida, Calvo se pega un golpe en la rodilla que le molestará en lo que falta de ruta.


Nueva subida, las fuerzas empiezan a escaear en algunos miembros del grupo. Hacemos otra variación para evitar el pateo por la senda y hacer toda la subida montados en bici. Llegamos a la bajada, algo pedregosa pero divertida. Juanito disfrutas las bajadas, como les gusta el ruido a estos fanfa.


Última subida del día, se hace dura para algunos, apareciendo algunos calambres, pero la recompensa en forma de bajada rápida entre árboles es un buen premio para el sufrimiento, por algo la llaman el cielo :-). Encontramos un árbol caído que no podemos apartar que todavía están las raíces bien cogidas.

Ahora solo falta llegar a Artana. La ruta aunque corta se hace dura por el continuo subi-baja, sin ningún llano. En general creo que gusto la ruta.

Videoblog

(Como no tenemos fotos, hacemos un videoblog)
El sábado quedamos un nutrido grupo para pedalear hasta algún sitio en el que nos diesen de almorzar. El destino elegido fue la Espuela.
Santi se encargo de trazar un recorrido que diese varias vueltas antes de llegar a la Espuela.


Antes de llegar a la rotonda del Penyagolosa, Sanchis y Pedro hicieron unos cuantos saltos disfrutando como niños.


Yo no salté, porque no se me da demasiado bien saltar en bici.


Lo que se me da bien es saltar en bomba.


Con una hora de retraso sobre el horario previsto por la organización, llegabamos a la Espuela, donde nos estaba esperando Mario, que como últimamente no duerme mucho no vino en bici para no tener que madrugar.


Después del almuerzo con repito y alguno con tripito carajillero, iniciamos el camino de vuelta.
El efecto carajillo hizo que Santi ayudase a Pedro a realizar una pirueta.


Esto es todo amigos.

Nieve por Codina

Me levanto el sábado y hace un frío del carajo, pero lo peor no es el frío, sino el viento que hace, pero como hay ganas de ir a ver la nieve decido salir. Me abrigo bien y me voy camino de Borriol, es hora de borracho, pero el día no da para más.

El camino hacía Borriol es infernal, mucho viento de cara, parece que este subiendo una buena montaña, y con el viento hace mucho frío, por suerte voy bien protegido.

Cuando voy llegando a Borriol el viento no sopla con tanta fuerza, parece que las montañas lo paran bastante. Me voy a la subida de Font de Codina. Aquí me encuentro con otro ciclista que esta subiendo y vamos charrando subiendo juntos, así se hace más llevadero.

Enseguida empezamos a encontranos los primeros copos de nieve y poco a poco va cubriendo toda la pista. Seguimos la rodadas de los coches, pero con cuidad que en estas hay gran cantidad de hielo, así que hay que ir haciendo un poco de malabares.

Un rato andando otro en bici y con alguna foto llegamos arriba. Nos encontramos con un nutrido número de Karagols de Muntanya. Damos un vuelta por la parte alta de la Serra, donde hay gran cantidad de Nieve.


Para no complicarnos volvemos a bajar por Codina. Ramón se queda en Borriol y yo voy por la cantera para hacer la bajada del bosquecillo. Llegando a Castellón vuelta al viento y con él la sensación de frío, pero ya queda poco.

De ese frío extremo

Hay gente que es oír la palabra nieve y se pone a salibar. Y yo, que soy buena gente, no me puedo negar a acompañarles 🙂
Después de que me tuvieran que amputar un par de dedos en la anterior salida “nevada” con Jose Miguel, creía que ir a buscar nieve por el desierto sería como un paseo. Y en esas que nos fuimos David 3.0, Pedro y un servidor, con más ganas de nieve que el propio Maradona.

Las curvas del refugio ya daban buena cuenta de lo que nos esperaba arriba. Con las herraduras heladas, los caballos de Pedro no nos visitaron tan asiduamente como de costumbre.

Pero lo que realmente buscaban nuestras montañeras era, tierra, piedras, surcos, sangre… allí donde el 112 no puede llegar. Y esta era la puerta de entrada al paraíso (o al infierno).



¿Y a esto lo llaman desierto?, ¿qué hay de “sierto”? (jeje, no lo he podido evitar). En fin, es una gozada verlo todo tan blanco, da pena pisar la nieve pero hay que seguir subiendo.

A pesar de ir con tubeless todos llevábamos cámara, jeje. Reinó la camaradería…

Por su puesto que no faltó el clásico muñeco de nieve con la chapa oficial.

Llega el momento de la verdad. ¿Bartolo sí? ó ¿Bartolo no?. Tras un largo debate de 10 segundos decidimos que no.

A cambio líamos a David para hacer la trialera de la casa de oración.

Finalmente, el frío, la noche y el miedo a perder alguno de los dedos hizo que nos volviéramos. Eso sí, con la esperanza de encontrar el restaurante abierto para degustar una o dos rondas de carajillos. No fué posible pero aún así nos quedó muy buen sabor de boca.

Nevada en la Serra (8 y 9 de enero)

08/01/2010

Después de la experiencia vivida en el anterior desafio extremo, decidí repetir pero intentando no cometer los mismos errores (prohibido mezclar nieve con salida nocturna!). Por eso esta vez salí a las 16:00h. La nevada parecía haber caido principalmente en la cara de las montañas orientada al mar, y en la cara de San Miquel no se veía mucha nieve, aunque si que parecía que había más que en la nevada de diciembre pasado.

Subiendo Sant Miquel había mucho barro de todos los tipos: del que parece pegamento, del líquido y del que patina. Pero al llegar al Pou de Mollet se confirmó que había caido bastante más nieve.

Había mucha nieve, pero se podía rodar siguiendo las pisadas de los coches. Para no acabar de nuevo haciendo una nocturna, decidí tirar hacía la Font de Sant Martí y así seguramente vería mucha nieve, pues está en la otra cara de la Serra, en la que parecía haber caido más nieve. Y tanto que había caido más nieve.

Estaba disfrutando como un enano. Además el camino estaba virgen y yo era el primero que pisaba por esa nieve.

Pero lo que estaba siendo un paseo controlado por la nieve se descontroló y se transformó en otro desafío extremo. Debido a la cantidad de nieve, que en algunos sitios me llegaba por la rodilla,  no podía avanzar montado en bici y tenía que ir empujando la bici. Aún me quedaba tiempo para que el sol se pusiera, pero por si acaso hice algún tramo corriendo como podía empujando la bici. Y para terminar, la cagué del todo al decidir bajar por la carretera de la Pedra. Había mucho hielo y a las primeras de cambio me dí un leñazo. Así que me bajé casi toda la carretera andando y se me hizo de noche. Menos mal que me había cogido los focos por si las moscas….

Cuando por fin llegué al carril bici, tenia un bloque de nieve detrás del desviador de platos y se había congelado y no podía cambiar, así que me toco pedalear con plato pequeño hasta Borriol. Y ya en Borriol y debido al frio que empezaba a tener en los pies, llamé a Mario y menos mal que me recogió.

 

09/01/2010

El sábado, a las 09:30 quedé con otros cuatro valientes (Mario, Guinot, Abel y Pepe, menudo campeón está hecho Pepe!). Subimos por San Miguel, haciendo una visita a la Font de Sant Martí, y almorzamos en el mesón San Miguel de Vilafamés. Como hizo mucho frio por la noche, había más hielo que el día anterior, pero también había menos barro subiendo San Miguel. A continuación las fotos:

Nevada en el Desierto de las Palmas

Ayer viernes tarde envió un sms David ‘vitargo‘ para ver si me animaba a subir al Desierto de las Palmas(él había quedado con Pedro y Davidmtb), al ver la nevada caída en cotas tan bajas  me picó el tema y decidí ir en solitario antes porque ellos son más valientes ,  más chicarrones del norte y más guapos que yo 🙂 , van con luces y llegarían de noche.

Parecía el muñeco michelín pero en versión clic de famóbil, frío de pelotas y muchas ganas de ir aproximándome al Desierto, el objetivo era llegar por ctra. al bartolo.

No estaba sólo, en la subida me pasaron como unos 700 coches pero al llegar a la altura del restaurante aladino estaba la pala y un camión tirando sal y entonces es cuando les pasaba yo a ellos , cobardes !  🙂

Llegué hasta el monasterio y comencé la ascensión al bartolo, es cuando me di cuenta que no llegaría hasta mi objetivo, el camino empeoraba con más hielo que nieve polvo , el viento proveniente de la otra cara del bartolo era intenso, la pendiente , la kenda trasera difunta no permitía el agarre necesario y se hacía demasiado tarde…aún y eso estuve disfrutando con la sonrisa en la boca cada vez que me metía por los montones de nieve que había jeje , esto no se ve todos los días !

En la bajada creí perder la nariz , los pies no los miraba por si también los había perdido y para frenar hacía palanca hacia atrás con los dedos de madera.


enero 2010
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 39 seguidores

Blog Stats

  • 81,701 Hits