Archivo para 23 mayo 2011

Desde L’Alcora a Fanzara

Este sábado habíamos programado una ruta “homenaje” para disfrutar de la compañia y no cansarnos mucho. Así que a primera hora recojo a Murillo, con el coche, y tomamos dirección a L’Alcora donde hemos quedado con el resto de compañeros. En el punto de salida nos congregamos nueve “carajilleros”, Josemi, David Sanchís, Dani, Antonio, Pepe, Miguel y Juan (los “Fanfa”), David y yo (Abel).
Montamos las bicis y pasadas las ocho tomamos dirección hacía el Mas de Marco, comenzando la leve subida inicial para a continuación desviarnos por la senda que conduce a la mencionada masía.

La senda, divertida, como siempre. Reagrupación y la primera separación, Pepe y yo decidimos bajar por el camino hasta el barranco, mientras que el resto deciden tirarse por los toboganes, donde se pasan un buen rato, jugando y algún que otro volando (lease Juanito). Juan, eso no se me hace!

Nosotros continuamos subiendo por la senda, hacía Araya, y en la parte alta esperamos a los “toboganeros”, que llegan con un mínimo retraso.

Bajamos hacía el pueblo y allí Murillo se pica con Sanchís para ver quien salta mejor. Dejo constancia gráfica del evento.

A partir de Araya, comienza la subida hacía el Mas de Bachero, Mas de Torner y continuación… Subida asequible, ni parecida a su hermana del Mas del Moro. Tras la subida, reagrupación y comenzamos el descenso hacia Fanzara muy rápido y divertido con algún que otro repechón. Llegada a Fanzara, con una excelente vista del pueblo y de la Peña Saganta.

Almuerzo, cordial y divertido, como siempre, y Juanito poniendose hielo al golpe recibido como consecuencia de su vuelo sin motor.

Finalizado el almuerzo, salida hacia Ribesalbes, con un pequeño desbarajuste por dentro del pueblo, hasta encontrar el camino a seguir, justo junto a los lavaderos y por un preciosa fuente que aprovechamos para recargar de agua los botellines y las mochillas.

Continuamos el camino hasta el “sifón”, donde nos desviamos para continuar por la senda que nos llevará a Ribesalbes. El paisaje es muy bonito con el rio en el fondo del valle. Lástima que no hemos tenido mucho tiempo de disfrutarlo, Antonio y Juan tienen prisa y no nos dejan tomar resuello.

Desde Ribesalbes un poco de asfalto para encontrar el camino de tierra que conduce hacia el vertedero. Pepe nos abandona y continua por carretera hacia L’Alcora. Dejamos el camino para seguir la linea del gas y pateamos unos 50 metros, en honor a las mejores “rutas carlistas”, para salir junto a los huertos de naranjos próximos al vertedero.

Cruzamos el barranco, pateando, ya que el estado y la pendiente del camino no permiten otra cosa y directos hacia la trialera del bike-park. Trialera divertida y agradecida, ya que discurre por dentro de un pinar, protegiéndonos de los rayos del sol, que a estas horas se encuentra en todo su apogeo.
Al final de la trialera, demostración de David Sanchís, que como siempre, nos deja con la boca abierta, haciendo fáciles las cosas. Claro está que primero hay que atreverse a tirarse por esas pendientes.

Una vez en L’Alcora nos dirigimos hacía los coches, donde recibimos la recompensa que soñabamos: la cervecita en la terraza correspondiente. Relax total y hasta la próxima.

Anuncios

Las tres antenas

Esto de Las tres antenas es como el tomar copas a mi edad y no lo digo precisamente por el ambiente festivo, sino porque el tomar una está bien, dos perfecto, pero tres “ya te has pasado” y más si la última copa no es una copa normal, en su vaso o copa de cristal y bebida de calidad, sino un gran vaso de litrona de plástico con bebida de garrafón y bien cargadito. Pues eso que la tercera antena, la de Oropesa, no la hemos subido por pista, sino por trialera, toda deshecha y claro está a la mejor de las horas de doce a una. ¡Se me ha hecho larga la subida!

A la convocatoria de David M , solo hemos respondido Josemi, Maya, el propio David M y yo (Abel). Había quedado con David a las siete en Goliat y sin esperar a nadie 🙂 hemos partido hacía Borriol por el carril bici, donde nos esperan Josemi y Maya. Ya conformado el grupo hemos tomado dirección hacia Codina para comenzar el ascenso a la primera de las antenas.

La subida ha sido relajada, hay que ir dosificando esfuerzos que el día promete ser largo. Una vez coronada hemos parado un momento para hacer las fotos de rigor.

La bajada hacía la Pobla sin contratiempos, mucha piedra, pero asequiable y el último tramo por pista muy divertido. Bajando hemos acordado parar en La Font Seca para almorzar y refrescarnos. No podemos evitarlo y hemos sucumbido ante la tentación de una “jarrita” de cerveza con granizado de limón. Allí que nos vamos y ¡sorpresa! Sentado en la terraza nos encontramos a Toni con su carajillo. Ha pasado a las ocho y media por el Sanatorio y como no había nadie ha decidido venirse directamente a almorzar.

Nosotros nos abstenemos del carajillo, por lo que todavía nos espera, aunque Josemi no lo hace de muy buen gusto. Finalizado el almuerzo, un poco más corto que de costumbre, hemos cogido la pista del Bruno, dirección hacía el Bartolo. Toni nos acompaña y Maya se dedica a pegarnos pequeños “hachazos” porque dice que tiene que aprovechar la inercia para subir. Un día nos lo explicará. Nosotros la utilizamos para descansar, pero ella para darnos más caña. Siguiendo a Maya hemos llegado al Coll de la Mola donde Toni se ha despedido y nosotros continuado por la pista hacía el Bartolo.

Fotos de rigor y sin pausa a continuar que vamos mal de tiempo.

La bajada la hemos hecho por la torre de vigía y en lugar de tomar el desvío que va hacia Les Santes hemos continuado recto con lo que al cruzarnos con la pista que viene de Les Santes hemos decidido bajar por la Font del Roc, para no subir más. De aquí hemos continuado hasta la Font del Perelló, donde previniendo lo que nos espera, hemos parado para beber, refrescarnos y reponer los bidones.

A partir de aquí subida hacia Miravet con mucha piedra suelta y algo de pateo hasta culminar. Luego bajada hasta el Barranc del Negre y comenzamos a subir por la trialera hacia el Chuvellús, más pateo. David tiene prisa y se adelanta. A Maya le está costando subir con la bici a cuestas y Josemi se retrasa para ayudarle. La verdad es que hay dos o tres tramos que cuesta arrastrar la bici hacia arriba. Cuando llego arriba David ya no está. Después Josemi me dice que le ha telefoneado y le ha dicho que se iba directamente a Castellón pues ya llega tarde a la comida familiar. Espero a Josemi y Maya y descansamos un momento para tomar aire, beber y volvernos a embadurnar con crema protectora, ya que el sol que cae es de justicia.

Continuamos hacía las antenas, solo quedan dos o tres quilómetros. La subida la hacemos tranquilos. Me tengo que volver a bajar de la bici en la última rampa con piedra, pero he estado a punto de hacerla, me ha faltado un poco de fuerza. Y por fin las antenas de Oropesa.

Mas fotos de rigor y para Benicàssim por el Chuvellús que se nos ha hecho tarde. Llegamos a la fuente del pueblo y Maya y Josemi se quedan a comer en el pueblo. Me despido de ellos, dejándolos felizmente sentados a los pies de la fuente.

Especial mención para Maya que venía a hacer dos antenas y se ha hecho las tres, permitiéndose tirar de nosostros en algún tramo. Es nuestra chica, la “Chica de Carajillo”.

De Benicàssim a Castellón, carril bici. Al final se me ha hecho tarde: las tres, ¡Menos mal que no tenía comida familiar!

>>+Fotos

>>Track

La Prerail en el “post-almuerzo”

Tras los puntos de encuentro ya conocidos de Goliat y el Sanatorio nos hemos reunido quince carajilleros para comenzar la ruta del día. Trascurrido el consabido tiempo de deliberación se decide comenzar con la subida de Leprosos que mucha gente “añora” debido al largo tiempo que lleva sin “disfrutarla”. Hacia allí que nos hemos dirigido, con la alegría propia de un grupo de colegiales que van de excursión cantando la famosa canción infantil

“¿Dónde esta Murillo?,

matarile rile rile…”


La ascensión, y más siendo quince, se realiza a ritmo (a ritmo de cada uno), aprovechando algún que otro pateo para continuar poniendo verde a Murillo.

Finalizada ésta, nos reagrupamos y hacemos la zona de los “Tobogancillos”, el “Open” y el “Vora golf”.

Aquí me he parado para echar unas fotos, y debido a la parafernalia y espera que conlleva, nos hemos “perdido” del resto del grupo, Miguel, Juanjo y yo hemos continuado hacia la casa verde y el resto han tomado dirección a Borriol.
Arreglado el desentuerto nos reencontramos en el bar donde paramos a almorzar, excepto Carlos y José que deciden continuar y a los que más tarde no hemos encontrado que volvían por el carril bici. Finalizado el almuerzo, entre risas, la alegría inherente al repito carajillero, y alguna que otra caída tonta nos hacemos la foto de grupo.

Los que más prisa tienen (Juanjo, Pepe y Angel) deciden partir directamente hacia Castellón, el resto envalentonados por los efluvios carajilleros hemos optado por ascender por la Fuente de Codina y una vez arriba continuar por la Prerail, claro está, la mayoría pateando.
Una vez finalizada la senda que lleva a la pista de “Les Ermites”, la mayoría se han acercado a ver una cueva. Miguel, José Luis y yo (Abel) nos hemos despedido del resto, y hemos continuado por la pista hasta el carril bici y sin parar a Castellón.

>> +Fotos

>> Track

Clásica por el Desierto

Hoy hemos quedado para hacer una ruta por el Desierto. La respuesta a la convocatoria es importante: David Murillo, los fanfas Miguel y Juan, Antonio, Pedro, David Agost, David Sanchís, César, Juanjo, Xavi Fresquet y yo (Abel).

Con  algo de demora partimos hacia el Desierto. Primero nos dirigimos a Toritos 1.

Y a continuación seguimos por Toritos 2, donde los especialistas nos hacen la correspondiente demostración.

Continuamos hasta los basureros y iniciamos la subida por el Refugio, hasta la pista del Bruno.

Seguimos por la senda de la Casa de oración, hasta el Monasterio.

Aquí se produce la primera división del día, el grupo se separa en dos, los que bajan por la senda de la Bellota y los que lo hacemos por la Pista Roja. La parte de senda de esta última se encuentra mejor que nunca, ya que han cortado la vegetación y está muy “abierta”.

Al final de la senda David Agost pincha. Aprovecha el reencuentro con los de la Bellota para reparar.

Por la ruta de los Cobardes, nos dirigimos a almorzar.

Juanjo también pincha y mientras reparan unos cuántos nos adelantamos a el Rte. El Refugio, donde nos espera Pepe.

El almuerzo ameno, como siempre, y amenizado por los gritos de los “mtberos” de la mesa del lado, que en lugar de hablar gritan. Murillo intenta conseguir silencio, pero no le hacen ni puñetero caso. Ovación general en la despedida de los compañeros.

Nueva separación, una mitad deciden finalizar con Covarchos y la otra mitad con repito de carajillo, yo opto por lo último.

Finalizado el repito, regreso Castellón. Murillo, al que se le hace tarde, nos lleva con la lengua fuera, por lo que decidimos perderlo de vista, intencionadamente. ¡Ciao, Dandy!

En la Magdalena nos encontramos con Carlos, que tras las vacaciones por Soria, ha salido a estirar las piernas.

¡Hasta la próxima!

>>+Fotos


mayo 2011
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 38 seguidores

Blog Stats

  • 82,577 Hits