Posts Tagged 'Mas de la Parra'

En el Rio Lucena

Abel Prades | Castellón

Día: Sábado, 15 de junio.

Ruta: Salida desde Figueroles para subir al Mas de la Parra por el Colegial. Pasada la masía, al llegar al Pla del Grau nos desviamos a la izquierda, dirección hacia el Mas de la Foixanta, desviandonos otra vez a la izquierda, bastante antes de llegar a la masía, para bajar por el camino de la Mosquera hasta el Río Lucena. Una vez en el río remontamos el curso siguiendo la Ruta de los Molinos, hasta llegar al Molí del Ros. Desde aquí volvemos a Lucena por asfalto. Después de almorzar en Lucena volvemos a bajar al río para buscar de nuevo la Ruta de los Molinos, ahora en sentido contrario, y que abandonamos en el tramo final para salir a la carretera y llegar a Figueroles.

>>Track

Somos de la partida:  Josemi, Maya, Miguel Sales, Mario, Quique, David Sanchís, Dani, Julián, David Ferré, Antonio, Pepe y yo.

Salida carajillera con un doble objetivo, por una parte el disfrute de una buena ruta de mountain-bike y por otra el bañarnos (los que se bañaron) en el rio.

Comenzamos la ruta desde Figueroles, acudiendo un buen número de carajilleros. Pepe se ha adelantado y ha comenzado por su cuenta la subida al Colegial. El resto lo hacemos en grupetos, según las ganas.

Nos reagrupamos al finalizar la subida y nos dirigimos hacia la Fuente de la Parra. Allí nos está esperando Pepe y paramos un momento a refrescarnos.

Continuamos la ruta y pronto llegamos al desvío del Camino de la Mosquera, por donde bajamos al río, esta vez, en lugar de hacerlo por Las Atalayas, camino más roto y pedregoso. La bajada es preciosa. No es trialera, pero de vez en cuando se disfruta de una bajada rápida por pista y entre pinos.

Al llegar al río seguimos las indicaciones de la Ruta de los Molinos, hasta llegar al Molí del Ros. El río se encuentra exhuberante con la cantidad de agua que baja. Digno de un paisaje pirenaico, salvando las distancias.

Al final son sólo unos pocos, los valientes que se atreven con la temperatura del agua. El resto nos quedamos de mirones.

Con el baño, se nos ha hecho tarde para almorzar, y decidimos suspender la visita al nacimiento del río y regresar por la carretera a Lucena. La subida final al pueblo se hace larga.

Tras el almuerzo, y cerca ya de la una, bajamos de nuevo al río para retomar la Ruta de los Molinos y bajar camino de Figueroles, pasando por la zona de La Badina.

Al final el camino se convierte en una senda que cruza al otro margen del río y decidimos, dada la hora, retornar a la carretera para finalizar la ruta.

En definitiva, buena ruta, diferente de lo normal, por la carencia de sendas, pero muy bonita.

Buen comportamiento de los carajilleros, incluso de los reaparecidos y “menos rodados”, David Sanchís y Antonio, que han superado la prueba con mucha elegancia… (No se han quejado en ningún momento)

Saludos y carajillos para todos.

El “Molí Ros” y los rampones de hormigón.

Abel Prades | L’Abeller

Día: Sábado, 27 de agosto.

Ruta: Desde Figueroles, se hace la subida del Colegial hasta la “Font de la Parra”. A continuación tomamos la dirección del “Mas de la Foiaxenta” y antes de iniciar la subida al mismo nos desviamos por la pista de la Atalaya para bajar al rio Lucena. Remontamos la corriente del rio para visitar el “Molí Ros”. Deshacemos el camino por la senda del lado del rio para subir hasta Lucena. De Lucena cogemos la carretera de Argelita y a unos dos quilómetros nos desviamos por la pista del “Mas de Guardamar” para bajar hasta Figueroles.

>>Track

Somos de la partida: Juanjo, Juan, Antonio, Pepe, David Sanchís, Dani, Alejandro de Moró y yo.

Como ya estabamos muy cansados de rodar por Castellón, hemos decidido coger los coches y desplazarnos a Figueroles para hacer esta salida recomendada por Pepe. Hora de partida las ocho desde las piscinas, pero Pepe ha salido antes para ir subiendo al Colegial. Antonio llama a última hora diciendonos que ha aparcado en Equipe y que ya lo cogeremos subiendo. La subida a ritmo por grupetos y sin parar hasta la “Font de la Parra” donde nos espera Pepe. Descansamos brevemente,  nos reagrupamos y hacia el “rampón” de hormigón. Superado el mismo continuamos y decidimos bajar , en lugar del “Barranc de Casotes”, por la pista de la Atalaya que no conocemos nadie de los que vamos. Está en buen estado, aunque parece poco transitada.

Iniciando la subida

Momento en que el despistado de Antonio es absorvido por el pelotón

Reagrupación tras el rampón del Mas de la Parra

En el cruce de la pista de La Atalaya, camino de Lucena

El cronista con Lucena al fondo

Continuamos rio arriba para visitar el paraje del “Moli Ros”, espectacular para bañarse, aunque nosostros pecamos un poco de frioleros y estamos hambrientos, por lo que deshacemos la senda y nos encaminamos a Lucena para almorzar.

Pepe coronando el rampón del Mas de Llorens

El grupo en el Molí Ros

Fases del almuerzo. Fase 1: Toma de posesión de la mesa

 Fase 2: Esperando la materia prima

Fase 3: Ni para comer, callamos

Fase 4: Éxtasis carajillero. Que contentos estamos

Después del almuerzo Pepe y Antonio se bajan directamente por la carretera, el resto tomamos la carretera de Argelita y bajamos por la pista del “Mas de Guardamar”. Bajada rápida con muy buenas vistas.

“Bajando” hacia Figueroles

Buena ruta, con tres rampones de hormigón, que dan título a la crónica: El de la “Font de la Parra”, el del “Mas de Llorens” y la subida del rio a Lucena.

Recogiendo las bicis y demás aperos

>>+Fotos

Un “rutón”

Fué una propuesta indecente, pero le cogí el guante y aquí estamos David M y yo (Abel) con el objetivo cumplido y más contentos que unas pascuas. En principio, y como que los dos estamos de vacaciones, le propuse hacer la ruta de Fanzara, pero su respuesta fué: “Podriamos ir a Chodos”. Y allí que nos vamos (no voy a ser yo quien diga que no).
Miércoles, 27 de abril, 07:00 horas. Hemos quedado en Ciclo Store. Los dos somos puntuales y comenzamos la ruta. Primero carril bici hasta el Rte. Penyagolosa, donde hacemos las sendas de la zona de L’Abeller, para salir otra vez la carril bici y dirigirnos hacía Moró por la carretera de detrás de las fábricas. Bajamos hacía la Rambla y… primer y único contratiempo del día: La Rambla lleva agua y no podemos atravesarla sin mojarnos. Decidimos volver sobre nuestros pasos y coger la carretera. Sobre el terreno también decidimos evitar la senda del molino de L’Alcora, ya que visto lo visto es más que probable que tampoco se pueda cruzar (En L’Alcora comprobamos lo acertada de la decisión, ya que el rio baja con bastante caudal). No nos queda más remedio: carretera hasta La Foia.
Hartos del tramo de carretera, por fin, llegamos a la Foia y tomamos el camino rumbo a la subida del Colegial. Vamos subiendo poco a poco, a nuestro ritmo. En el segundo puente paramos a quitarnos un poco de ropa y continuamos.

Contando las diez curvas (es una costumbre que tengo) llegamos al final y seguimos hacia la Font de la Parra, donde paramos a almorzar y refrescarnos.

Finalizado el avituallamiento, continuamos hacia el Mas de la Foiaxenta, que es donde está el verdadero “mantecao”. Aquí nos desviamos hacia el Mas de la Llometa. Primer subidón, perfecto. Pasamos la cancela, ya solo nos queda la rampa final.

Finalizada esta, recuperamos un poco el aire y ahora toca patear.
La senda no ciclable se nos hace complicada, está bastante empinada y es muy estrecha, dificultando muchas veces el avance arrastrando la bicicleta.

No obstante y tras algún que otro descanso conseguimos superarla, tras la correspondiente media hora de pateo.

Ya estamos en la Lloma Bernat. Ahora hasta Chodos no queda ninguna dificultad, solo la subida final. Tomamos el camino de bajada y nos desviamos por el GR que nos permite enlazar con el camino de Chodos y evitar la carretera.

Sin darnos cuenta nos hemos presentado en Chodos, eso si después de casi seis horas de ruta.
Hacemos buen uso de la fuente y nos refrescamos y bebemos con reiteración.

Decidimos comer en el Hostal, donde nos sirven el correspondiente bocadillo, con su jarra de cerveza, aceitunas y correspondiente carajillo: almuerzo carajillero.


A las dos de la tarde iniciamos la bajada. Pensamos seguir el track del descenso de Penyagolosa. Pasamos por el Mas de Melusa y continuamos bajando por la zona de piedras y la trialera que lleva a Els Masos del Pou de la Riva. Salimos a la carretera e intentamos hacer una variante para evitarla, pero en el entrador que he dibujado en el track hay una cadena que impide el paso y que nos hace replantearnos la opción y continuar por la carretera como en la bajada.
En Adzaneta paramos en la fuente y volvernos a refrescarnos. Las piernas comienzan a pesar y ahora toca subir El Bovalar, que aunque no es muy largo, no es moco de pavo.

Coronado éste, con éxito, comenzamos a descender hacia La Barona. Pasamos por el Mas de la Mina, el Pou d’Enserrans y el Mas de la Figuerasa y sin darnos cuenta nos presentamos en La Barona.
Aquí toca avituallamiento, nos sentamos en la terraza, donde nos atienden muy cordialmente, sirviendonos una jarra grande de cerveza con limón, cacahuetes y frutos secos.

Una vez dado buena cuenta del refrigerio y despedido del Restaurante Casa Germán, continuamos por el Mas del Regall, hasta el depósito y atravesamos el arenal de Villafamés, continuando hasta la Pobla, donde decidimos no parar y seguir.
A partir de aquí carril bici y a Castellón, donde celebramos el éxito de la ruta con la correspondiente cervecita.

Como resumen más de 120 km, con 2100 metros de desnivel y una media de 14’4 km/h. Once horas y media de ruta, de las cuales ocho y media pedaleando.


>>+Fotos

>>Track

Mas de la Pollarosa

El lunes, 6 de diciembre, quedé con José Luis para hacer la ruta del “Mas de la Pollarosa”.

En principio queriamos hacer el recorrido circular desde La Foia, pero al final cambiamos de idea y salimos directamente desde Castellón (Yo desde la mismísima ciudad y José Luis desde CSTrans).

Comenzamos siguiendo el carril-bici hasta Tres Focs para desviarnos por la carretera que va por detrás de las fábricas hasta Moró. Bajamos a la Rambla y cogimos la dirección de los Baños Romanos, desde donde cogimos una senda que nos llevaria a cruzar el Rio de L’Alcora y salir directamente al comienzo de la subida hacia el Castillo de l’Alcalatén. Un pequeño tramo de carretera y llegamos a La Foia.
Una vez pasado el puente de La Foia abandonamos la carretera para dirigirnos hacia Figueroles y la subida del Colegial, dura como siempre. Superada la prueba llegamos a La Font de la Parra, donde paramos a almorzar.
Finalizado el almuerzo, el postre nos esperaba en forma de rampa, la del Mas de la Parra, cortita pero matona.
Pasamos de largo el desvio que va al Mas de la Foixanta y nos dirigimos hacia el Mas de La Lloma, antes del cual nos desviamos a la derecha (aquí encontramos a un matrimonio con un todoterreno que además de echarnos las fotos de rigor nos sembró la duda sobre si la ruta que queriamos seguir era la correcta). Como soy más tozudo que un borrico, no hice ni p.. caso al del todoterreno y seguimos la ruta prevista comenzado a bajar hacia el Mas de la Pollarosa y Adzaneta.

Comimos en Casa Ramón, donde “cortésmente” nos recomendaron que metieramos las bicicletas en el salón trasero para estar más tranquilos. Aunque era algo temprano para comer, no le hicimos asco al menú, del cual dimos buena cuenta, y al que dimos por finalizado con el correspondiente carajillo.
Salida hacia Castellón, y toca sufrir. Subida al Bovalar. José Luis sufrió más que menos y no por la inclinación de la subida, sino porque la posición del sillín anduvo todo el día tocándole los “cataplines” de mala manera. Así que paramos un momento y solucionamos el problema.


A continuación bajada hacia el Mas de la Mina, Pou Enserrans y Mas de la Figuerasa. Aquí sufrimos un pequeño despiste que corregimos rápidamente gracias a la propia intuición y la ayuda de unos lugareños.
Ya sin nigún tipo de imprevistos pasamos por La Barona, el arenal de Vilafamés y La Pobla Tornesa, donde paramos en La Font Seca para hidratarnos un poco y hacerle un homenaje a Murillo.


A partir de aquí carril-bici y a casita. Total 99 km y más de 6 horas y media encima de la bici.

Torremundo

Viernes santo, esta vez nos desplazamos en procesión hasta la cruz de torremundo 🙂 salimos desde Alcora para iniciar la subida a la Masía de la Parra, llegar a Lucena del Cid, continuar por la cv-193 , coger el desvío a la izquierda por senda laaarga con continuas subidas y bajadas hasta la cruz.

Subida hacia el mas de la parra en procesión

Juanito está contento

Josemiguel igual la odia que la quiere 🙂

LLegada a la font de la parra

En lucena , “el almuerzo” , no le hicimos la envolvente a David Vitargo 🙂

Empezamos el camino hacia la senda

Muy buenas vistas desde la cruz, nos encontramos con unos senderistas, les decimos que se arrimen y al butanero que se aparte 🙂

´

Figueroles

Juanito ya no está tan contento, rompe la patilla del desviador y la cadena pero resiste como buen fanfa hasta Alcora

A veces también toca ejercer de costaleros con la bici pero otras disfrutamos como niños

Y eso fue todo, buena salida, buen ambiente , 40 km y 1300 desnivel acumulado, hasta la siguiente !  

Track gps


julio 2017
L M X J V S D
« Nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 39 seguidores

Blog Stats

  • 81,756 Hits