Archivo para 29 abril 2011

Un “rutón”

Fué una propuesta indecente, pero le cogí el guante y aquí estamos David M y yo (Abel) con el objetivo cumplido y más contentos que unas pascuas. En principio, y como que los dos estamos de vacaciones, le propuse hacer la ruta de Fanzara, pero su respuesta fué: “Podriamos ir a Chodos”. Y allí que nos vamos (no voy a ser yo quien diga que no).
Miércoles, 27 de abril, 07:00 horas. Hemos quedado en Ciclo Store. Los dos somos puntuales y comenzamos la ruta. Primero carril bici hasta el Rte. Penyagolosa, donde hacemos las sendas de la zona de L’Abeller, para salir otra vez la carril bici y dirigirnos hacía Moró por la carretera de detrás de las fábricas. Bajamos hacía la Rambla y… primer y único contratiempo del día: La Rambla lleva agua y no podemos atravesarla sin mojarnos. Decidimos volver sobre nuestros pasos y coger la carretera. Sobre el terreno también decidimos evitar la senda del molino de L’Alcora, ya que visto lo visto es más que probable que tampoco se pueda cruzar (En L’Alcora comprobamos lo acertada de la decisión, ya que el rio baja con bastante caudal). No nos queda más remedio: carretera hasta La Foia.
Hartos del tramo de carretera, por fin, llegamos a la Foia y tomamos el camino rumbo a la subida del Colegial. Vamos subiendo poco a poco, a nuestro ritmo. En el segundo puente paramos a quitarnos un poco de ropa y continuamos.

Contando las diez curvas (es una costumbre que tengo) llegamos al final y seguimos hacia la Font de la Parra, donde paramos a almorzar y refrescarnos.

Finalizado el avituallamiento, continuamos hacia el Mas de la Foiaxenta, que es donde está el verdadero “mantecao”. Aquí nos desviamos hacia el Mas de la Llometa. Primer subidón, perfecto. Pasamos la cancela, ya solo nos queda la rampa final.

Finalizada esta, recuperamos un poco el aire y ahora toca patear.
La senda no ciclable se nos hace complicada, está bastante empinada y es muy estrecha, dificultando muchas veces el avance arrastrando la bicicleta.

No obstante y tras algún que otro descanso conseguimos superarla, tras la correspondiente media hora de pateo.

Ya estamos en la Lloma Bernat. Ahora hasta Chodos no queda ninguna dificultad, solo la subida final. Tomamos el camino de bajada y nos desviamos por el GR que nos permite enlazar con el camino de Chodos y evitar la carretera.

Sin darnos cuenta nos hemos presentado en Chodos, eso si después de casi seis horas de ruta.
Hacemos buen uso de la fuente y nos refrescamos y bebemos con reiteración.

Decidimos comer en el Hostal, donde nos sirven el correspondiente bocadillo, con su jarra de cerveza, aceitunas y correspondiente carajillo: almuerzo carajillero.


A las dos de la tarde iniciamos la bajada. Pensamos seguir el track del descenso de Penyagolosa. Pasamos por el Mas de Melusa y continuamos bajando por la zona de piedras y la trialera que lleva a Els Masos del Pou de la Riva. Salimos a la carretera e intentamos hacer una variante para evitarla, pero en el entrador que he dibujado en el track hay una cadena que impide el paso y que nos hace replantearnos la opción y continuar por la carretera como en la bajada.
En Adzaneta paramos en la fuente y volvernos a refrescarnos. Las piernas comienzan a pesar y ahora toca subir El Bovalar, que aunque no es muy largo, no es moco de pavo.

Coronado éste, con éxito, comenzamos a descender hacia La Barona. Pasamos por el Mas de la Mina, el Pou d’Enserrans y el Mas de la Figuerasa y sin darnos cuenta nos presentamos en La Barona.
Aquí toca avituallamiento, nos sentamos en la terraza, donde nos atienden muy cordialmente, sirviendonos una jarra grande de cerveza con limón, cacahuetes y frutos secos.

Una vez dado buena cuenta del refrigerio y despedido del Restaurante Casa Germán, continuamos por el Mas del Regall, hasta el depósito y atravesamos el arenal de Villafamés, continuando hasta la Pobla, donde decidimos no parar y seguir.
A partir de aquí carril bici y a Castellón, donde celebramos el éxito de la ruta con la correspondiente cervecita.

Como resumen más de 120 km, con 2100 metros de desnivel y una media de 14’4 km/h. Once horas y media de ruta, de las cuales ocho y media pedaleando.


>>+Fotos

>>Track

Anuncios

Fiesta carajillera

Sábado Santo, salida masiva carajillera: una fiesta.
Hemos quedado a las 08:30 en la rotonda del Sanatorio. No espero mucha gente, pero comienzan a llegar y al final somos trece los de la partida (doce más una, doce chicos y una chica). Remarcar la presencia de Kees, el padre de Maya y de Juan Alemany, el hermano de Paco.
Rápidamente decidimos ir a almorzar a Moró y nos ponemos en marcha por el carril bici. Hacemos las sendas de Masia Gaetá y de la Gasolinera y paramos a reagruparnos. Aprovecho la ocasión para sacar una foto del grupo.


Continuamos por la senda que conduce a la urbanización Los Pinos.

Subida hasta el parany y trialera del mismo nombre o del barranco de La Rachina. Yo me adelanto para sacar unas fotos y en el momento en que comienzan a llegar a mi posición, Josemi llama por teléfono, que se han cargado la rueda trasera de la bici de Kees, por lo que pasan la mayoría y no puedo usar la cámara. Josemi, Maya y Kees bajarán por la senda de los cazadores y nos veremos en el bar.

Después de la trialera, reagrupación y directos al Mesón Prades. Antes de llegar, en la rotonda de detrás de las fábricas, se produce una gran confusión, el olor del almuerzo altera los ánimos de la mayoría y deciden dirigirse directamente por la carretera. David Murillo, Toni y yo, nos vamos por el camino de casa de los padres de Josemi y pasamos por el circuito de tierra de Pivot. Como David no lo conocía decidimos dar una vuelta y lo único que conseguimos es enfangar de mala manera las bicis. Sabia decisión la que hemos tomado 😦
En el bar gran fiesta carajillera, amenizada por el tío de la barba de L’Alcora, su guitarra y un saxo, que interpretan su ya clásico repertorio. Un buen ejemplo del floklore español para Kees.
También acude al almuerzo Pepe, que hace tiempo que no sale por problemas físicos, y que ha decidido acercarse por el carril bici siendo recibido con una afectuosa ovación.
Vino, cerveza, bocatas, carajillos y repito de carajillos.


Ahora todos estamos la mar de contentos y decidimos regresar por los postes de la luz. Primero tendremos que pasar por casa Josemi, para cambiar la rueda rota y arreglar algún que otro desperfecto.


Solucionados los problemas, comenzamos a subir hacía Borriol y enseguida nos desviamos para subir por la senda que lleva a la casa de madera. Cada uno a su ritmo, los carajilleros, van llegando a la reagrupación. Continuamos por pista hacía los postes de la luz, la gente va subiendo, ni que decir tiene que “cada uno a su ritmo”. La última rampa pasa factura a más de uno.

Nueva reagrupación y bajada hacía la trialera de Les Mallaes que la han arreglado y está fácil para hacer. La verdad es que no se parece en nada a como estaba.
Al llegar a los toros, la gente comienza a diseminarse, Juan, Mario y Juanjo se van a L’Abeller, Jose Luis y Rodrigo, directos a Castellón, Josemi, Kees y Maya hacía Borriol (pero sin pasar por Burros), y el resto David Murillo, Miguel, Antonio, Toni y yo (Abel) nos vamos a hacer la trialera. Al finalizar la trialera estan los de Borriol esperando y no me ha quedado más remedio que tirarme por la última rampa, aunque parece ser que la cara de miedo no me la ha quitado nadie.
Llegamos a Borriol y por consenso decidimos bajar directamente por el carril bici, aunque Toni nos obliga a parar a limpiar las bicis en el lavadero de Borriol, ya que es muy económico ;-). Con las bicis más o menos limpias, carril bici y a Castellón.

>>+Fotos

>>Track

Jueves Santo remojado

Ayer me telefoneó Mario y hemos quedado en el puente azul para darle un poco a los pedales. También han acudido Antonio y Rodrigo que contactaron con nosostros a última hora.
El día amenaza lluvia. Propongo realizar la salida carajillera de la semana anterior, ya que excepto Rodrigo los otros no salimos y no la habiamos hecho. Se acepta la propuesta y a ritmo de amigos nos dirigimos hacía Borriol. Hacemos la senda del rio y comenzamos a ascender por Codina. Cada uno a su ritmo.

Tal como vamos progresando, el tiempo va cerrándose y la amenaza de lluvia se va tornando realidad.
Al final de la ascensión nos encontramos con Juanjo, ha salido solo y comienza el regreso. Tratamos de engatusarle y llevarnoslo a almorzar pero no lo podemos convencer. Así que él prosigue su camino y nosotros el nuestro.


Comienza a caer una fina lluvia. En el cruce con la “Font de Sant Martí” paramos a colocarnos el chubasquero, ya que la lluvia va en aumento.
Decidimos subir a la Peña y bajar directamente a La Pobla. En la Peña la visibilidad es escasa y la lluvia continúa calándonos.


En la bajada tomamos las precauciones correspondientes, ya que las piedras estan resbaladizas, y finalizamos esta zona sin contratiempos. Llegamos a la pista y continuamos hacía La Pobla: una gozada de bajada.
Al bar de la Font Seca llegamos completamente calados. Nos aseamos un poco y pedimos el almuerzo. Dilatamos un poco la tertulia y el carajillo. Parece que nadie tiene muchas ganas de volver a pedalear.


Como el tiempo se nos echa encima, nos armamos de valor y comenzamos el regreso. Ni que decir tiene que consensuamos rápidamente regresar por el carril bici. El ritmo, rápido, que no es cuestión de pasar frío.
A la altura del motocross, Mario se despide de nosotros camino de “L’Abeller” y los tres restantes nos vamos a desenguarrar un poco las bicis que estan impresentables.

>>+Fotos

>>Track


abril 2011
L M X J V S D
« Mar   May »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 38 seguidores

Blog Stats

  • 82,577 Hits