Archive for the 'Salidas' Category

Fiesta carajillera

Sábado Santo, salida masiva carajillera: una fiesta.
Hemos quedado a las 08:30 en la rotonda del Sanatorio. No espero mucha gente, pero comienzan a llegar y al final somos trece los de la partida (doce más una, doce chicos y una chica). Remarcar la presencia de Kees, el padre de Maya y de Juan Alemany, el hermano de Paco.
Rápidamente decidimos ir a almorzar a Moró y nos ponemos en marcha por el carril bici. Hacemos las sendas de Masia Gaetá y de la Gasolinera y paramos a reagruparnos. Aprovecho la ocasión para sacar una foto del grupo.


Continuamos por la senda que conduce a la urbanización Los Pinos.

Subida hasta el parany y trialera del mismo nombre o del barranco de La Rachina. Yo me adelanto para sacar unas fotos y en el momento en que comienzan a llegar a mi posición, Josemi llama por teléfono, que se han cargado la rueda trasera de la bici de Kees, por lo que pasan la mayoría y no puedo usar la cámara. Josemi, Maya y Kees bajarán por la senda de los cazadores y nos veremos en el bar.

Después de la trialera, reagrupación y directos al Mesón Prades. Antes de llegar, en la rotonda de detrás de las fábricas, se produce una gran confusión, el olor del almuerzo altera los ánimos de la mayoría y deciden dirigirse directamente por la carretera. David Murillo, Toni y yo, nos vamos por el camino de casa de los padres de Josemi y pasamos por el circuito de tierra de Pivot. Como David no lo conocía decidimos dar una vuelta y lo único que conseguimos es enfangar de mala manera las bicis. Sabia decisión la que hemos tomado 😦
En el bar gran fiesta carajillera, amenizada por el tío de la barba de L’Alcora, su guitarra y un saxo, que interpretan su ya clásico repertorio. Un buen ejemplo del floklore español para Kees.
También acude al almuerzo Pepe, que hace tiempo que no sale por problemas físicos, y que ha decidido acercarse por el carril bici siendo recibido con una afectuosa ovación.
Vino, cerveza, bocatas, carajillos y repito de carajillos.


Ahora todos estamos la mar de contentos y decidimos regresar por los postes de la luz. Primero tendremos que pasar por casa Josemi, para cambiar la rueda rota y arreglar algún que otro desperfecto.


Solucionados los problemas, comenzamos a subir hacía Borriol y enseguida nos desviamos para subir por la senda que lleva a la casa de madera. Cada uno a su ritmo, los carajilleros, van llegando a la reagrupación. Continuamos por pista hacía los postes de la luz, la gente va subiendo, ni que decir tiene que “cada uno a su ritmo”. La última rampa pasa factura a más de uno.

Nueva reagrupación y bajada hacía la trialera de Les Mallaes que la han arreglado y está fácil para hacer. La verdad es que no se parece en nada a como estaba.
Al llegar a los toros, la gente comienza a diseminarse, Juan, Mario y Juanjo se van a L’Abeller, Jose Luis y Rodrigo, directos a Castellón, Josemi, Kees y Maya hacía Borriol (pero sin pasar por Burros), y el resto David Murillo, Miguel, Antonio, Toni y yo (Abel) nos vamos a hacer la trialera. Al finalizar la trialera estan los de Borriol esperando y no me ha quedado más remedio que tirarme por la última rampa, aunque parece ser que la cara de miedo no me la ha quitado nadie.
Llegamos a Borriol y por consenso decidimos bajar directamente por el carril bici, aunque Toni nos obliga a parar a limpiar las bicis en el lavadero de Borriol, ya que es muy económico ;-). Con las bicis más o menos limpias, carril bici y a Castellón.

>>+Fotos

>>Track

Un día tranquilo

El sábado pasado, día de San José, nos juntamos siete carajilleros, Antonio, Paco, Mario, Juanjo, Rodrigo, Toni y yo (Abel) para cumplimentar el “sacrosanto” deber de la ruta en bici y almuerzo carajillero.

A las 8:30 h. estábamos en la rotonda del Sanatorio prestos para partir. Esperamos cinco minutos para ver si aparecía alguíen más, pero no fué así. La ruta no estaba decidida y Toni apuntó la posibilidad de ir hacía La Barona y eso hicimos. Cogimos la senda del rio de Borriol y aquí apareció el primer contratiempo, al intentar subir el repechón de debajo del puente de la autopista, Paco se cayó y apoyó mal la mano. Llegados al puente que han reconstruido paramos un poco para que refrescara la mano, ya que aunque podía mover el dedo, tenía dolor. Decidió continuar y tomamos la dirección de “l’assut”.
Superado este y llegados a la intersección, Paco decidió volverse por el asfalto, ya que el dolor no menguaba y tenía problemas para cambiar de piñón. Además, sólo además, quería ir a que se lo viera el médico. No quiso que le acompañaramos y allí nos depedimos.

El resto del grupo nos dirigimos hacía La Pobla. Mirad como apretaron los dientes en la “rampa”.


Mario, me sugirió que le enseñase la senda que baja desde “El Collet”. A mi no me hizo mucha gracia, ya que la última vez que pase por ella salí volando. De todas formas, allí que nos fuímos, y la bajé perfectamente. El cambio de bici va dando sus frutos.

Decidimos parar a almorzar a Villafamés, ya que habíamos perdido un poco de tiempo y no era cosa de llegar muy tarde. Como siempre almorzamos en el Mesón Sant Miquel. Espectacular las cazuelas que nos estaban esperando.


Después del reglamentario carajillo, subimos por el “Cudol Roig” a buscar la senda empedrada, bajamos la senda y continuamos hacia la  carretera.



A partir de aquí carretera y manta, que se hacía tarde.

Mario pinchó y todos nos ofrecimos “rápidamente” para hincharle la rueda.

En el Abeller nos encontramos con Paco, había estado en el médico y sólo era una distensión. ¡A recuperarse pronto!

>>+Fotos
>>Track

La ruta de la anguila y de los pinchos

Este sábado tocaba ruta ciclo-gastronómica. Fuimos a probar la Anguila en el restaurante Julve, cerca de la Ribera de Cabanes. A la cita acudimos Abel, Antonio, David Sanchis, Eloy, Jose Luis, Juanjo, Mario, Paco, Pepe y yo mismo (JoseMi).
El punto de salida era el Voramar a las 08:30. Algunos llegaron en coche, otros en bici desde Castellón y algún trastornao en bici desde Sant Joan de Moró (98 km!!! Murillo voy a por ti!!! ;-P).

Empezamos subiendo las cuestas de Oropesa a buen ritmo para quitarnos un poco el frio mañanero y seguimos manteniendo un buen ritmo hasta la ganadería que hay subiendo por el Jovellús, donde ya sobraba la ropa.

Después de esta parada aún quedaba subir hasta las antenas de Oropesa. Hay buenas vistas desde esa zona.

Hicimos la trialera que hay un poco antes de llegar a las antenas de Oropesa (la machacamazos o como quiera que la llamen). Como siempre, cada uno baja como puede.

Después de la trialera, cuando ibamos en busca del bar hubo una epidemia de pinchazos, por suerte cerca de un huerto de naranjos ;-P

Después de bastantes problemas con los pinchos que no acabarían aquí llegaba el momento gastronómico del día. A mi personalmente no me acaba mucho la anguila, el conejo sin embargo si 😉 y el carajillo, of course!

Después del almuerzo tocaba seguir arreglando pinchazos, aunque había algunos que más valía no tocarlos, como los de la rueda de Sanchis.

La vuelta al Voramar fue tranquila, aunque a ritmo de contrarreloj, por Torre la Sal, Oropesa y la via verde.

>> + Fotos
>> Track

Regreso a Irta

Después de la última ruta por Espadán, parece que la gente acabo cansada pero contenta, así organizamos una ruta por Irta, después del buen sabor que nos dejó nuestra anterior visita, esta vez el recorrido era desconocido para todos. Como siempre con buenas subidas y buenas bajadas para disfrutar.


Quedamos a las 7:15h en la gasolinera cercana al Hospital. Llego puntual y todavía no hay nadie, a los 10 minutos llega el resto del grupo, Dandy, Calvo, David y Turbo. Esta vez no hay representación de los fanfa, que esto que no se pare a almorzar lo llevan muy mal.

Llegamos a Alcocebre, entre que montamos las bicis, hablamos, pensamos si nos llevamos más o menos ropa se nos hacen cerca de las 8:30h. Nos dirigimos hacía la primera subida, los primeros kilómetros por asfalto, con una pendiente considerable que hace que se nos quite de golpe todo el frío y que sobren prendas, para los que más se habían abrigado.


Me quedo el último, subiendo a mi ritmo, que la ruta es larga. Al final del asfalto continuamos subiendo, ahora es más suave y vamos en grupo. Las vistas de la costa son impresionantes, lo que hemos subido en poco tiempo. Nos dirigimos hacía la Torre Ebrí. Torre que pertenecía a la red de torres vigías del castillo de Xivert.

La dejamos atrás y nos vamos dirigiendo dirección a Campanilles, pero antes de llegar nos desviamos hacía el Barranco Herrara (el nombre no estoy seguro). Al principio el camino es pedregoso, pero después se deja hacer bien, aunque con cuidado, que el terreno esta algo húmedo y resbala un poco en la bajada. Hay bastantes curvas cerradas, nos acordamos lo que hubiese disfrutado Vitargo, y llegamos al final de la bajada.


Pista y empezamos a subir de forma constante, ahora nos dirigimos hacía el Castillo de Xivert. La subida es larga pero mucho más cómoda y tendida que la primera. Subimos al Castillo y disfrutamos de las magnificas vistas. Se controla todo el valle interior.


En el castillo paramos a descansar un rato y comer algo. Me como una barrita y me empieza a doler bastante la barriga, parece que se pasa algo. Bajamos una senda, algunos tramos complicados, pero el final muy divertido, vale la pena. Tras algún percance en la bajada, que por suerte se queda en chapa y pintura, nunca mejor dicho, por el desconchón de pintura, llegamos al lado de la AP-7.


Nos dirigimos hacía Sta Magdalena, toca llano, casi todo asfalto, excepto un pequeño tramo de pista. Aquí aumentamos el ritmo y llegamos al desvío del pueblo. Algunos bajan a coger agua, David y yo esperamos. Me como un trozo de turrón y otra vez dolor de barriga, esta vez mucho más fuerte y ya no me abandona.

Comenzamos la subida, es dura, se me van enseguida, de piernas voy bastante bien, pero el dolor de barriga no me deja acelerar. A mi ritmo voy subiendo. Paro a quitarme los manguitos y otra vez mucho dolor, para arriba otra vez, que subiendo se hace más llevadero. Se acaba la subida, después de todo no se me ha hecho pesada. El resto parece que llevan un rato arriba.

Nos dirigimos hacía el Mas del Senyor, con un poco de todo, trozos de andar, trozos algo técnicos y trozos rápidos. Aquí decido irme hacía el coche, el resto del grupo se van a buscar la senda que baja a la playa, que bajamos la última vez, y ya por al lado de la costa hacía el coche.


Yo me voy por pista, algo de subida, y en una bajada noto que la rueda delantera hace extraños, he pinchado, lo que faltaba… Bajo, y veo un trozo de campo que hace falta abonarlo ;-), después hincho la rueda y me siento mucho mejor. Enlazo con el track, decido seguirlo que no debe quedar mucha subida. Empiezo a subir, y a subir, parece que queda más de lo previsto… La barriga me empieza a molestar un poco, así que decido darme la vuelta, para ir a buscar la playa (esto fue un error, ya que después he visto que me quedaba nada de subida, con lo que hubiese tenido una larga bajada por pista hacía el coche).


Voy hacía la playa y veo un camino que sobre el mapa acorta un buen trozo, y veo unas huellas de moto, así que decido ir por ahí. Otro error, el camino esta cortado, doy media vuelta, al poco veo otro camino que baja hacía la playa, empiezo a bajar, y como no, con la suerte que tengo, se acaba el camino, pero esta vez no pienso dar media vuelta. Bici al hombro y me dirigo hacía una casa que se unos cientos de metros. Llego y parece que me he peleado con un gato… por suerte hay un pista que me lleva hasta la playa.


Ahora solo tengo que seguir la pista hasta el coche. Recibo una llamada de Dandy que ya han llegado, no me extraña, con la mala suerte que he tenido, les digo que estoy bien que vayan tirando. Vuelvo a hinchar la rueda y finalmente llego.


Para lo tocado que tenía el estomago llego bastante bien de fuerzas. La ruta bonita, pero no la disfrute como se merecía, así que habrá que volver más adelante 🙂

P.D: Gracias a Turbo por pasarme las fotos, parte de las del blog son de las que me envío.

48km unos 1300m de Desnivel.
IBP Index: 125

Desafío extremo

La historia de hoy, es la historia de dos aventureros anónimos, de los que no aparecen en las noticias, aunque apunto estuvieron de hacerlo :-P. Un semifuncionario y un autónomo, que soñaban con rodar con sus bicicletas por nieve recién caída, dejar huella entre esos cristales de hielo con formas geométricas, que juntos crean ese manto blanco que cubre las montañas de más al norte.

Con ese sueño latente, llegó la ola de frío Siberiana de todos los años, aunque como dice el meteorólogo de la sexta: “Este frío en Siberia, sería calor”. Bueno, como iba contado, llego el martes,  y aprovechando la nevada de la noche anterior y las bajas temperaturas del día, montaron la expedición para la búsqueda del preciado momento.

Quedan a mitad la tarde, el día es frío, hace mucho viento y esta llovizneando, pero nuestros aventureros no ven un freno en estas condiciones adversas, más épica será la expedición, así que bien equipados comienzan el ascenso hasta las antenas de Vilafames. Por el camino ya encuentran nieve y coronan al anochecer. Se les hace de noche y comienzan el descenso con los focos, viento, nieve cayendo y mucho, mucho frío. Según sus declaraciones: “Aquello era un infierno, apenas se veían las antenas, los dedos eran hielos….”. Por suerte no sufrieron percances y no salieron en la TV. 🙂

Menos mal que aún quedan hombres entre los carajilleros.

Las sendas nunca hechas

El lunes había quedado la sección no abominable de los carjilleros, prometiendo una ruta de sendas nunca hechas, y así se quedaron, sin hacer. Nos juntamos un buen grupo, Vitargo, Jose Miguel, Pedro, David “Rallyman”, Alejandro y un servidor.

Subimos carril bici hasta el puente azul, por la pista de la derecha de la autovía y llegamos a Borriol.  Sendita para bajar al río y lo vamos bordeando por otra senda hasta llegar a l’assut.

Hacemos el assut corto, y conforme nos vamos acercando a La Pobla el grupo empieza a sentir cercano el carajillo y el ritmo aumenta, y el grupo se va alargando.

Llegamos a La Pobla, yo tengo que estar pronto en casa así que aquí dejo al grupo, que se va a almorzar, yo me desvio por la subida al desierto. Tengo las piernas cargadas del sábado todavía, pero me encuentro bien en la subida, y sin forzar lo subo en buen tiempo.

Después bajada por la matadora y para casa, y pronto como era el objetivo.

Unos 47km y el reencuentro con gente que hacía tiempo que no coincidíamos.

Antenas Oropesa-Machacamazos-Ribera de Cabanes

Después de algún tiempo sin actualizar el blog, llega una nueva ruta carajillera!!!.IMG_7315 copia

Quedamos el sábado a las 8:30h en el Voramar, la ruta diseñada por Santi y Jose Miguel, no soltaron prenda, así que por lo que pueda pasar llegamos hasta allí en coche, bueno, Pedro y David vinieron en bici, menos mal que aún quedan hombres!!!IMG_7318 copiaGrupo

A eso de las 8:45, salimos dirección a las urbanizaciones a subir la serra de Oropesa, en vez de por la subida del Basurero lo hicimos por la parte de la ganadería, lo malo de la subida es que esta toda asfaltada hasta que se une a la del basurero. Lo que si que vimos fue muchas sendas para bajar por esta parte, habrá que ir a investigar.

IMG_7322 copiaIMG_7325 copia

En la subida el grupo se estira y cada uno va a la marcheta que puede, llega la tierra y llegamos hasta las antenas. De aquí bajamos la machacamazos, que se puede bajar bastante bien, algunos tramos algo complicados, pero bien.

IMG_7326 copia

En la bajada hacemos varios reagrupamientos, David, Vitargo no, el otro, no el Murillo tampoco, el otro, ese, pues se compro una parcelita por esquivar una rama. Por suerte todo quedo en unos rasguños sin importancia.  Se acaba la bajada y como no puede ser de otra forma empieza la subida.

IMG_7333 copia

Otra vez por asfalto, se tendría que mirar de poner algo más de tierra 🙂 El grupo se vuelve a estirar, llegamos a la pista de tierra que en un largo descenso nos lleva hasta la Ribera de Cabanes. En la bajada el GPS se me empieza a parar, parece que estoy sufriendo el síndrome del soporte Garmin.

IMG_7338 copiaIMG_7340 copia

Almuerzo en la Ribera, con sus carajillos, y continuamos. Ahora hacía la playa, vamos bordeándola primero por pista de tierra, después pasarela de madera, arena de playa y finalmente por la vía verde hasta el Voramar de nuevo.

IMG_7341 copia

Al final de la vía verde Vitargo y Pedro decidieron sorprender a unos niños que por allí se hallaban y se pusieron a bajar y subir escalones. Tras la exhibición llegamos al final de la ruta, bueno menos para los que venían con bici que aún les quedaba un buen camino. A nosotros nos salieron unos 45 km, a los valientes se les iría a los 80km.


noviembre 2019
L M X J V S D
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 40 seguidores

Blog Stats

  • 91.442 Hits