Rodeando al Peñagolosa

Día: Sábado, 6 de octubre.

Ruta: Partimos de Chodos y nos dirigimos por la carretera de Vistabella hacia la pista de La Solana. Una vez arriba nos desviaremos hacia la izquierda por un camino, que después se convierte en senda y que nos vuelve a bajar al principio de la pista del Pla de la Creu. Volvemos a subir y tras coronar bajamos hacia San Juan por el GR. Desde San Juan subimos a La Banñadera por la pista y aquí giramos hacia la derecha hacia el Mas de Camales, a partir del cual el camino se va difuminando hasta convertirse en una senda espectacular, que discurre por debajo de la pared del Peñagolosa. Llegados a la pista que baja hacia el Remolcador nos desviamos por la pista de la Masía de Montoliu hacia Chodos.

>>Track

Somos de la partida: Julián, Antonio, Toni, Paco y yo.

Baja respuesta carajillera a la convocatòria. A las 8:30 estamos preparados en Chodos para partir. Tras unas pequeñas dudas iniciales, tomamos el camino bueno y comenzamos la aventura.

Finalizada la primera subida, una preciosa senda con bastante piedra pero ciclable nos devuelve a donde estábamos a la pista del Pla de la Creu. Vuelta a subir.

Dudamos sobre continuar hasta La Bañadera o bajar a San Juan, al final bajamos. En la bajada se nos despista Antonio y se pierde. ¡Que raro! Esperamos almorzando y refrescándonos en la fuente. Acabamos de almorzar y Antonio sin señales de vida. Esto ya es mosqueante, encima no podemos hacer nada porque no tenemos cobertura. Vamos a buscarlo. Ni rastro. Ya sin saber que hacer aparece Antonio, se ha ido por la zona del campamento hasta la pista. Suerte que ha pasado por allí una guarda del Seprona que nos hemos cruzado en San Juan, y a parte de tirarle los tejos, se le ha ocurrido preguntarle si nos había visto y para San Juan que se ha venido.

Le damos un respiro para que almuerce y enseguida comenzamos la subida por la pista.

Desde La Bañadera comenzamos la “circunvalación” al Peñagolosa. En la Masía de Camales nos encontramos un rebaño de vacas que tenemos que esquivar hábilmente (a ellas y a sus excrementos) para poder continuar.

La senda comienza en ascenso y aquí empieza mi protagonismo. Cuando ya estaba a punto de colgarme la medalla de subirla sin un pie, en un pequeño escalón me caigo de culo. Más adelante volveré a salir volando ya en la zona de la bajada, para finalizarla con calambres que me continuaran hasta Chodos. La senda es espectacular. Imposible no detenerse para contemplar las impresionantes vista del “gigante”.

Finalizada la senda, tomamos la pista dirección a Chodos. Llegamos tarde y no tenemos tiempo ni para tomarnos una cerveza. Toni se queda aseándose con su famosa esponja, en la fuente del pueblo. Los de la furgona hacemos botellón con una litrona que ha comprado Antonio en el bar.

Nada más, ruta para apuntársela. Gracias a Carlos y David que me la pasaron.

Salud y pedal y carajillo para todos, que hoy no ha habido. La próxima semana no lo perdonamos.

Bajando por la senda del Cerrito

El grupo a los pies del Peñagolosa

>>+Fotos

0 Responses to “Rodeando al Peñagolosa”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




octubre 2012
L M X J V S D
« Sep   Nov »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 38 seguidores

Blog Stats

  • 79,566 Hits

A %d blogueros les gusta esto: